lunes, 16 de abril de 2018

ESTRENOS DE CINE LATINOAMERICANO RECOMENDABLES

    Estas películas tienen como característica común mostrar en contextos de pobreza o frustración el surgimiento de iniciativas y capacidades que permiten mejorar la situación de vida.

Mi mundial  es una coproducción de Uruguay, Brasil y Argentina escrita y dirigida por Carlos Morelli con la colaboración autoral de Martín Salinas, basada en el libro del escritor uruguayo Daniel Baldi, que contó con la fotografía de Sebastián Gallo, la música de Hernán González,  el montaje de Santiago Bednarik y el director y la producción de Miguel Ángel Rocca, Sebastián Bednarik, Lucía Caviglio y Daniel Prensa.

Tito Torres interpretado con solvencia por Facundo Campelo tiene condiciones extraordinarias para el fútbol por lo que un representante brasileño lo lleva con su familia a Brasil para intervenir en los equipos Sub 17.

  Su problema es que no tiene mucho interés en el estudio y se transforma en un alumno repetidor con dificultades de lectura y comprensión. El nuevo mundo que se le ofrece lleno de lujos y tentaciones lo hace abandonar los estudios pero el destino le brinda a través de un fatal accidente la posibilidad de reencauzar su vida y reconocer quienes lo quieren realmente.

  Un elenco destacado integrado por Néstor Guzzini, Marcel Keoroglián, Jorge Bolani, Ernesto Liotti, Verónica Perrota, Candelaria Rienzi, César Troncoso, Roney Villela y Jorge Bolani dan vida a los distintos personajes que acompañan al protagonista.  Muy recomendable para ver en familia.

                         

Candelaria es una coproducción cubana, argentina, alemana y colombiana  escrita y dirigida por Jhonny Hendriz Hinestroza que contó con la colaboración autoral en el guión de María Camila Arias, Abel Arcos y Carlos Quintela, la fotografía de Soledad Rodríguez, la música de Álvaro Morales, el montaje de Anita Remon y Mauricio Leiva y la producción de Federico Eibuszyc.

   Candelaria interpretada magistralmente por Verónica Lynn es una mujer mayor que trabaja en la lavandería de un importante hotel y vive con su marido Víctor Hugo encarnado con solvencia por Alden Knight, en Cuba durante la década del 90 sufriendo cortes de luz, de gas y con una pobreza extrema, que amortiguan con la venta de productos que en pequeños robos Víctor Hugo comete en su trabajo.

  Por casualidad le llega la oportunidad a Candelaria de obtener una cámara filmadora en su trabajo y por ella empiezan a modificarse las relaciones de los esposos incluyendo un poco de fantasía mediante las filmaciones, que logran registrar el amor que se profesan.  Sin embargo el destino les brinda oportunidades pero también pérdidas que deberán afrontar. Muy interesante para un público ávido de temáticas diferentes.

  

Amando a Carolina es una coproducción argentino brasileña escrita y dirigida por Martín Viaggio, que cuenta con la excelente fotografía de Pedro Sosnitsky, la música de Mercedes Catoni, Arthur de Faria y Luis Nenung y la cuidada producción de Carla Gallas, Manoel Valdivia y Marcelo Altmark.

   La historia, que se divide en capítulos con un título asociado, cuenta la relación de Diego interpretado por Guillermo Pfening, un escritor depresivo que se enamora de Carolina encarnada por Bela Carrijo, quien le cuenta todas las desavenencias que tiene con su pareja Daniel, un pintor bohemio que no desea compromisos protagonizado por Daniel Alvim.

   Del frustrado amor de Diego, surge su libro autobiográfico que se transforma en un best-seller, aunque nunca haya logrado el amor de la mujer amada, obtiene el reconocimiento del público a su talento literario.

Una mujer fantástica es una coproducción chilena, alemana y española escrita y dirigida por Sebastián Lelio con la colaboración autoral de Gonzalo Maza, la fotografía de Benjamín Echazarreta, la música de Matthew Herbert, el montaje Soledad Salfate y la producción de Pablo y Juan de Dios Larrain.


 Marina en la lograda interpretación de la actriz transgénero Daniela Vega vive una relación amorosa con Orlando Onetto encarnado con profesionalismo por Francisco Reyes, un empresario mucho mayor que ella con el que convive desde hace poco tiempo. Orlando sufre un problema de salud por el que fallece y desde ese momento la familia de su pareja la obliga a dejar los bienes que compartían, demostrándole su desprecio.

   Marina luego de desagradables situaciones logra despedirse del ser amado e inicia su carrera como cantante lírica mostrando su verdadero talento.

  Esta película ganó el Oscar a la mejor película extranjera y el Premio Goya a la mejor película iberoamericana 2018 y es como para tenerla en cuenta a la hora de elegir programación de cine.

                     

.

lunes, 2 de abril de 2018

OBSESIONES DE PELÍCULA

    Las tres películas que vi, si bien abordan distintas temáticas con diversos resultados tienen como denominador común el centrarse en un hecho, dejando que éste permita ver entre líneas otras implicancias.

Otra historia del mundo Es una coproducción de Argentina, Brasil y Uruguay basada en la novela del escritor uruguayo Mario Delgado Aparaín adaptada por el director de la película Guillermo Casanova con la colaboración autoral de Inés Bortagaray, la fotografía de Gustavo Hadba, la música de Daniel Yafalián y Hugo Fattoruso, el montaje de Pablo Riera y la producción de Natacha López. 

  La historia se desarrolla en el ficticio pueblo de Mosquitos, al que llega como interventor el coronel Valerio, encarnado con solvencia por Néstor Guzzini, con sus enanitos de jardín. que ubica en la entrada de su casa. Entre sus disposiciones se encuentra la prohibición de que los bares se encuentren abiertos luego de las 22 hs.  

   Para hacer derogar esa normativa un poblador protagonizado por Roberto Suárez decide secuestrar a los enanos, manda el comunicado por la radio del pueblo y luego es secuestrado.  Su amigo el profesor Esnal interpretado magistralmente por César Troncoso urde una estrategia para liberarlo y hacer tomar conciencia de la violencia que existe en el mundo y cómo el ser humano debe agruparse para lograr un mundo mejor. Una película amena que el público aplaudió al finalizar.


Un viaje a la luna: Es una opera prima escrita y dirigida por Joaquín Cambre, que cuenta con la colaboración autoral de Laura Farhi, la fotografía de Nicolás Trovato, la música de Emilio Haro y Gabriel Barredo, el montaje de Nicolás Golbart y la producción de Diego Peskins. 

   Tomás interpretado por Angel Mutti Spinetta es un adolescente con problemas psicológicos producto de una experiencia traumática infantil que está obsesionado con viajar a la Luna. 

 Deja de tomar la medicación que le recetó su psiquiatra protagonizado por Luis Machín y en un brote psicótico recluye a su familia integrada por  Leticia Bredice como su madre, Germán Palacios como su padre  y su hermana en su habitación que recrea como un cohete espacial.  En ese lugar de encierro se descubre el hecho traumático que dio origen a su obsesión de escapar de este mundo, donde aparece Tomás de niño en la presencia de Justino Mutti Spinetta.

   Lo saca de la situación  alucinada su vecina encarnada por Ángela Torres y la familia debe ir a terapia para resolver lo que nunca se había dicho. Es una película que puede interesar a un público ávido de novedades.



Al centro de la Tierra es una película escrita y dirigida por Daniel Rosenfeld, con la lograda fotografía de Ramiro Civita, la música de Jorge Arriagada, el montaje de Lorenzo Bombicci y Alejo Santos y la producción de Serge Lalou, Charlotte Uzu y Augusto Giménez Zapiola. 

  Vemos en ella a Antonio Zubieta, un anciano de 66 años, que investiga y quiere comunicarse con los OVNIS, hace entrevistas a los pobladores que los vieron, a Fabio Zerpa que descree de sus filmaciones, entrena a sus nietos para manejar una videofilmadora  y va con un amigo al lugar de la Tierra donde puede ubicarlos y se encuentra con una pirámide. 

 Puede interesar a los aficionados al tema OVNI y vida extraterrestre.




domingo, 1 de abril de 2018

EL VIERNES SANTO EN VILLA ROSA CONVOCÓ A NUMEROSO PÚBLICO .

   El viernes 30 de marzo a las 19,30 hs se realizó el Vía Crucis en la Iglesia Santa Rosa de Lima de Villa Rosa con gran afluencia de público y una excelente organización.

   Los coordinadores del espectáculo, que se inició con la traición de Judas pasando por las catorce estaciones hasta la resurrección, fueron Matías Coronel, Melody Amilaga y Luca Ayala, que tuvieron en cuenta hasta los más mínimos detalles para que su versión de la Pasión de Cristo resultara conmovedora.

   Con un sonido claro, que acompañaba en versión grabada las distintas escenas, los presentes pudimos ver cuando Judas en la lograda interpretación de Lucas Fernández entregaba a Cristo en la magistral actuación de Bruno Benítez por treinta monedas. 

 Se pudo apreciar la soledad de Jesús en el huerto de Getsemaní, mientras sus discípulos dormían, la llegada de los guardias protagonizados con profesionalismo por Jean Farías, Gabriel Fariña, Jesús Villalba, Verónica Araceli Velozo y María Fernández, la defensa inicial y la negación posterior de Pedro encarnado con convicción por Federico Andrade.


 Con un despliegue que instaló la escena entre el público se pudo observar a continuación la presentación de Jesús ante Poncio Pilatos muy bien interpretado por Matías Coronel, quien  no reconoció culpa en ese hombre y pidió al pueblo que decidiera sobre su destino.

 El pueblo integrado por Natalia Zabala, Milagros Saucedo, Magalí Fernández, los hermanos Moisés y Rodrigo Brescasín, Alan Galarza, Rodrigo Ayala , Micaela Schmidt pidieron la liberación de Barrabás y la crucifixión de Jesús. Poncio Pilatos lo mandó a azotar, aunque no se vio la conocida escena del lavado de manos del funcionario. 

    Jesús padeció la flagelación y la burla de los soldados y luego llevó su cruz hacia el Monte Calvario sufriendo tres caídas y siendo ayudado por Simón de Sirene en la convicente actuación de Matías Coronel.  

   Luego vimos a Jesús en la cruz escoltado por dos ladrones encarnados Ezequiel Cáceres y Roberto Amarilla  y a sus pies a María y Juan, su discípulo dilecto, interpretados por Camila Fernández y Antonio Medina.

 Ante la muerte de Jesús, María se desvaneció y  al acercarse al sepulcro tres días después un ángel anunció la resurrección.  

  Con posterioridad a esta representación el párroco José De Estrada realizó la entronización de la Virgen María, que fue repuesta luego del robo sufrido tiempo atrás, y la bendición de la imagen con la oración de los presentes.

  Fue un viernes santo que nos permitió recordar a través del destacado trabajo de estos jóvenes, la pasión, muerte y resurrección de Cristo.

jueves, 22 de marzo de 2018

CINE CON PRESENCIA FEMENINA

Las tres películas que voy a comentar de estreno reciente, tienen como principal protagonista a la mujer con sus problemáticas y sus circunstancias en el contexto actual, aunque son diferentes las edades y las situaciones de vida, el común denominador es la posibilidad de tomar decisiones que comprometerán su futuro.

El padre de mis hijos Es una película dirigida por Martín Desalvo, quien además se ocupó de la producción con Pepe Salvia y contó con el guión de Alejo Flah y Agustina Gatto, la fotografía de Nicolás Trovato, la música de Jorge Chikiar y el montaje de Agustín Rolandelli.


   Vemos al comienzo a Eva en la lograda interpretación de Mora Recalde, quien finaliza su relación de pareja luego de seis años y empieza a sentir el paso del tiempo a sus treinta y ocho años.

  Piensa que debe tener un hijo y entre los múltiples hombres que rondan su vida su ginecólogo, el ex marido de una conocida, el estudiante de bajo, va probando múltiples alternativas, hasta que una situación de su vida familiar hace que reflexione sobre cuál es su verdadero deseo.

   Secundan adecuadamente Javier Drolas como su ex novio, Paula Carruega como la hermana,  Horacio Fontova como el padre, Mirella Pascual  como la madre, Agustín Toscano como la pareja de la hermana, Romina Ricci como la amiga que la aconseja, Julián Lucero como el ginecólogo y Santiago Magariños como su alumno de bajo. Es una película entretenida apta para mayores de 13 años con reservas.

Cetáceos es una coproducción italo-argentina escrita y dirigida por Florencia Percia con fotografía de Lucio Bonelli, música de Mateo Carbone, montaje de Andrés Quaranta y producción de Valeria Forster y Mercedes Cordova.

  Clara interpretada por Elisa Carricajo acaba de mudarse a un nuevo departamento con su marido protagonizado por Rafael Spregelburd, que debe viajar a Italia a un congreso.  Ella trabaja en la Universidad y se postuló para una beca de investigación, sin embargo se da cuenta que desea hacer otras cosas y conoce nuevas alternativas de vida, descuidando lo que hasta ese momento había construido.

   Es una película interesante para reflexionar sobre el deseo personal y la mirada de los otros.



Invisible Es un film escrito y dirigido por Pablo Giorgelli con la colaboración autoral de María Laura Gargarella, la fotografía de Diego Poleri, la música de Pedro Onetto, el montaje de María Astrauskas y la producción de Juan Pablo Miller y Ariel Rotter.

  Al igual que en "Las Acacias" el director apuesta a historias sencillas, con la rutina de lo cotidiano, que logran su efecto por la simpleza. Ely interpretada por Mora Arenillas, es una adolescente que vive con su madre en estado de depresión, estudia el secundario y trabaja medio tiempo en una veterinaria y al tener relaciones con uno de los veterinarios queda embarazada.

   No desea tener el bebé pero teme a las consecuencias del aborto y se encuentra en ese dilema cuando el veterinario decide hacerse cargo de la situación para que aborte pero ella toma una decisión inesperada. Secundan con eficacia Diego Cremonesi como el padre de la criatura por nacer, Agustina Fernández como la amiga, Paula Fernández Mbarak, la encargada de cobrar el aborto, Mara Bestelli como la madre y  Jorge Waldhorn como el veterinario dueño del local donde trabaja Ely.

   Es apta para mayores de 16 años y permite ver el negocio que engendra el aborto clandestino y las dificultades que vive una adolescente frente a un embarazo no deseado.


martes, 20 de marzo de 2018

CINE DE TERROR CON AMOR Y OTROS DEMONIOS

   Entre las últimas películas vistas surge el denominador común de lo extraño en lo cotidiano, que cambia la realidad y la vida de los personajes, sumergiéndolos en estados de desasosiego.

La forma del agua escrita y dirigida por Guillermo del Toro, con la colaboración autoral de Vanessa Taylor, es una multipremiada película norteamericana ambientada a mediados del siglo pasado.

En el film se muestra la vida rutinaria de seres solitarios y un laboratorio de alta seguridad al que traen una criatura anfibia pero que tiene inteligencia y extraños poderes, cuyo destino es ser sacrificada por la ignorancia de sus captores hasta que una empleada de limpieza Elisa, protagonizada por Sally Hawkins decide salvarla y encarar las múltiples peripecias que debe atravesar para hacerlo, porque se ha enamorado de ese extraño ser.

   En la película puede observarse el contexto discriminador del momento, un sueño americano que puede transformarse en pesadilla cuando el sujeto deja de ser funcional al sistema y algún guiño en relación al cine y su público.  

   Con buenas actuaciones de Octavia Spencer , Richard Jenkins, Michaiel Stuhlbarg, Doug Jones y Michael Shannon, una excelente producción de J. Miles Dale, la fotografía de Dan Laustsen, la música de Alexandre Desplat y el montaje de Sidney Wolinsky puede interesar a un público ávido de novedades.





Necromicón: El libro del Infierno. Escrita y dirigida por Marcelo Schapces con la colaboración autoral de Luciano Saracino y Marcelo Romero, la fotografía de Marcelo Iaccarino , la excelente música de Pablo Borghi y el preciso montaje de César Custodio, Nicolás Goldbart y Camila Menéndez fue producida por Barakacine.

   Luis Abramovich, interpretado por Diego Velázquez, es un bibliotecario al que la directora de la biblioteca le da como tarea ver en qué estado se encuentran los libros que se han descubierto al derrumbarse una pared que encerraba un recinto.  Vive en un edificio con su hermana lisiada protagonizada por María Laura Cali y un vecino apellidado Dieter con el que comparte su pasión por los libros pero se entera que ha fallecido y se encuentra con una hermosa mujer allegada a éste, encarnada por Victoria Maurette, que le da una carta y con la que tiene algunos acercamientos de seducción. 

   Busca informarse con un vendedor de libros antiguos en la destacada actuación de Daniel Fanego, quien le dice que el Necromicón debe ser quemado y hace referencia a Jorge Luis Borges como conocedor de su existencia.

  La directora se suicida y es interrogado por los policías Ibañez y Menta, pero es liberado por la intervención de la allegada de Dieter, quien le va aclarando cuál debe ser su misión con ese libro.  Es una película que puede interesar al público que guste del género de misterio




Luciferina Es una película escrita y dirigida por Gonzalo Calzada, que ya filmó "La plegaria del vidente" y "Resurrección", aunque de las tres ésta resulta la más lograda. Contó con la fotografía de Claudio Beiza, la música de Néctar Música, el montaje de Alejandro Narváez y la producción de Ariel Checcio.

    Natalia, muy bien interpretada por Sofía del Tuffo es una novicia, que tiene el don de ver el aura de la gente. Debe regresar al hogar cuando su madre se suicida y su padre se encuentra en grave estado.  Allí  se encuentra con su hermana Ángela, encarnada con solvencia por Malena Sánchez que le recrimina haberla dejado sola.  Ella, su novio y unos amigos entre los que se encuentra Abel  la invitan a ir a un ritual de Ayahuasca en una isla del Tigre.  Cuando llega a ese lugar conoce una parte desconocida de su historia y establece un vínculo especial con Abel protagonizado por Pedro Merlo, quien sufre una situación similar a la de ella. Secundan con profesionalismo Marta Lubos, Desirée Salgueiro, Victoria Carreras y Vando Villamil.  Es una película apta para mayores de 16 años con reservas y puede gustarle al público de cine de terror.  No recomendable para gente demasiado sensible.



Lucy en el infierno escrita y dirigida por Ernesto Aguilar con fotografía de Marcela Suppisich narra el extraño y cruel experimento que realiza Olga, una médica embarazada, en la lograda actuación de Romina Ricci en su ocasional pareja Horacio, un empresario machista y despectivo con las mujeres encarnado adecuadamente por Emiliano Díaz.  

  Secundan con profesionalismo Néstor Villa y David Bohórquez.  La película muestra a lo que puede llevar el resentimiento y lo difícil que es ubicarse en el lugar del otro y tomar conciencia de los daños que se pueden ocasionar con actitudes desconsideradas. 

   Es una película que mantiene la atención en todo momento pero no la recomendaría para personas demasiado sensibles.





Los olvidados Escrita, dirigida y producida por los hermanos Luciano y Nicolás Onetti con la colaboración autoral de Carlos Goitia y la fotografía de Facundo Nuble cuenta la historia de un grupo de documentalistas que quieren hacer una película en las ruinas de Epecuén y las tremendas situaciones que viven al ingresar en un lugar casi desierto con los pocos habitantes que allí existen.

   Sólo una persona del grupo sabe quienes son los olvidados y los motivos de su proceder.

   Con convincentes actuaciones Agustín Pardella, Gustavo Garzón, Mirta Busnelli, Germán Baudino, Victoria Maurette, Paula Brasca y Miguel Granados entre otros, sumergen al espectador en un submundo tenebroso del que quisieran alejarse lo antes posible.
.

  Es una película con un contenido de violencia extremo no apta para menores de 18 años y muy poco recomendable para personas sensibles.


lunes, 19 de marzo de 2018

DESPEDIDA DE CRIMEN PASIONAL EN EL TEATRO DE LA RIBERA


    El domingo 18 a las 19 hs se despidió "Crimen pasional" el espectáculo musical que tuvo como protagonista a Guillermo Fernández, quien interpreta a Eugen Weidmann recordado como "el asesino de la mirada de terciopelo". 


  Completan el espectáculo de gran calidad musical el sexteto integrado por Pablo Agri en violín, Nicolás Enrich en bandoneón, Esteban Falabella en guitarra , Roberto Tormo en contrabajo, José Luis Colzani en batería y Cristian Zárate en piano, quien se ocupa de la dirección musical y de los arreglos con Leonardo Sánchez.  


    La pareja de bailarines formada por Florencia Segura y Manuco Firmani con la lograda coreografía de Ignacio González Cano, el adecuado diseño de sonido de Leo Leverone, la iluminación precisa de Horacio Efrón  y Mauro Pujía Levy y el vestuario de Luciana Gutman, dan vida al cruel personaje en escenas de violencia de género con su compañera, a las que se suma con sus canciones el protagonista.



   La obra cuenta con la música de Astor Piazzola y la dramaturgia de Pierre Philippe con traducción de Jorge Fondebrider, que realizó una adaptación destacada con Guillermo Fernández y  Marcelo Lombardero, que la dirigió con la asistencia de Tamara Gutiérrez, Tamara Correa y Martín Ferreyra.

  Es encomiable el trabajo efectuado con la escenografía por Noelia Svoboda asistida en lo escenográfico por Lucía Garramuño y Fara Forsunsky en lo artístico, con la coordinación de producción de Nahuel Carfi y Lourdes Maro y la reposición de puesta en escena de Michelle Krymer. 

  La obra de 80 minutos de duración, contó con una magistral interpretación del cantante, bailarines que desplegaron todo su talento para mostrar escenas de violencia que podían impresionar a un público sensible y una producción esmerada con interesantes recursos audiovisuales.

    Las fotos que ilustran la nota pertenecen a la página del teatro San Martín, excepto la última que fue realizada cuando finalizó el espectáculo respetando el pedido expreso de no tomar fotografías durante el mismo.



martes, 13 de marzo de 2018

BRILLÓ EL TEATRO INDEPENDIENTE EN PILAR


Desde el miércoles 7 al domingo 11 de marzo se realizaron las Fiestas Regionales del Teatro Independiente que tuvieron como sedes el Centro Cultural Raíces y La Herrería Teatro en San Miguel y el Teatro Lope de Vega en Pilar.
De las obras que se pusieron en escena pude ver:

Ala de Criados de Mauricio Kartun interpretada magistralmente por el grupo "Quijotes" con la eficaz dirección de Guillermo Romani,  la asistencia de Herbert Kaigar y el adecuado vestuario de Cristina Godoy. Se presentó en el Teatro Lope de Vega el viernes 9 a las 20 hs.

  La acción se desarrolla en un club de campo en Mar del Plata durante la semana trágica de 1919. 

Allí se reúnen tres primos de clase acomodada: Emilito interpretado con profesionalismo por Guillermo Romani, refinado pero inútil, que busca diversión sin responsabilidad por los daños que ocasiona, Tatana encarnada con solvencia por Paula Romina Olea, preocupada por las metáforas y que se siente atraída por Pedro, en la descollante actuación de Alberto Lucero, un empleado de clase media que usa el ala de criados, prestada para satisfacer las apetencias de esos  jóvenes ricos que lo hacen sentir parte de su mundo y Pancho en la lograda caracterización de Héctor Acevedo, que muestra una fachada para salvar las apariencias pero oculta su verdadero ser. 

   En la interacción de estos personajes se evidencia la manipulación y el deseo de pertenecer aunque el costo resulte demasiado alto.  Las clases sociales se muestran con toda la crudeza de sus miserias y la obra invita a la reflexión sobre las ambiciones y decisiones humanas.

   El sábado 10 también en el Teatro Lope de Vega presencié:

Caravana obra colectiva del grupo Caravana, surgido de la Escuela Pedro Escudero de Morón, dirigida con acierto por Adrián Canale.

   En ella se muestra la travesía de un médico psiquiatra en la convincente actuación de Gerardo Bustamante que con la ayuda de su asistente interpretada adecuadamente por Guadalupe Cácharo, debe conducir a un grupo de pacientes mentales hasta una casa de salud en Las Acacias. 

   El grupo por demás heterogéneo cuenta con las eficaces interpretaciones de Luis Ballesteros como Bob Fithi, Magalí Rodríguez como Elvira, Facundo Spinelli como Marcos, Guadalupe Cacharo como Leonora, Sabrina Oliva como Josecita, la cacique mocoví, Pablo Sarmiento como Verdecito, Joel Fernández como Prudencio Parra y Manón Demy como Bertina.  Con una puesta donde se incluyen coreografía, música y coros, los personajes van mostrando sus historias de abandono y vulnerabilidad.

  Al llegar al lugar deseado se dan cuenta que no siempre las cosas son como se planean. Se presentó a las 20 hs.

Orégano de Sergio Lobo con la cuidada puesta en escena y dirección general de Martín Simeoni, asistido por Daniela Alonso y Laura Domínguez Lase muestra la reunión en el horario de la comida de una familia bastante disfuncional, que raya en el absurdo.
  La hija protagonizada con verosimilitud por Paz Olivieri reclama a su madre por su frustración ante una vida inútil, la madre en la lograda caracterización de Natalia Ledesma, oculta verdades y busca nuevos horizontes mientras el hijo encarnado con efectividad por Agustín Ricca intenta una independencia que implica una relación afectiva con su amigo bombero, pero que se le dificulta comunicar a la familia y principalmente al padre en la lograda interpretación de Pablo Larroca, que aparenta ser alguien destruido pero en realidad no lo es tanto.

 El texto evidencia la incomunicación y los secretos familiares que afloran en los momentos de reunión y que pueden dar lugar a transformaciones y cambios en los rumbos de vida de los participantes. Se presentó a las 22 hs.

Para los amantes del teatro fue una verdadera fiesta que se brindó de forma gratuita a los espectadores. Una iniciativa que espero se reitere en próximos años.